Mediante este comunicado, queremos ofrecer información veraz que rebate o desdice los argumentos utilizados por un grupo de vecinos contra el proyecto de construcción de la Iglesia y el Monasterio de los Heraldos del Evangelio:

La supuesta zona protegida medio ambiental de la urbanización de los Cortijos.

Se pretende, de forma sesgada, hacer pasar a la Urbanización de los Cortijos como la única zona protegida a nivel medioambiental de ahí la necesidad de oponerse a las alturas de los campanarios de la Iglesia. Se ha llegado a decir que impedirían el vuelo de las aves. Esta información no es cierta. A este respecto, conforme a la información facilitada por la Comunidad de Madrid, la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Encinares del rio Alberche y Rio Cofio no se limita a la Urbanización de los Cortijos como se ha pretendido hacer valer por los medios.
Dicha ZEPA engloba una inmensa comarca en la que se incluyen la TOTALIDAD de los términos municipales de: Aldea del Fresno, Cenicientos, Colmenar del Arroyo, Chapinería, Fresnedillas de la Oliva, Navalagamella, Navas del Rey, Pelayos de la Presa, Sevilla la Nueva, Valdemaqueda, Villamantilla y Villanueva de Perales. A los anteriores se añade Cadalso de los Vidrios, Quijorna, Robledo de Chavela, Rozas de Puerto Real, San Martín de Valdeiglesias, Valdemorillo y Villa del Prado. Es decir, la mencionada ZEPA incluye incluso los núcleos urbanos de todos los municipios mencionados, donde existen grandes antenas de telefonía, residencias de ancianos, bloques de pisos y torres de más de 7 metros (se adjunta fotos ilustrativas de Sevilla la Nueva, Navas del Rey y Chapineria). Sostener que los campanarios de la Iglesia y el Monasterio proyectados son un atentado contra el vuelo de las aves resulta sesgado y caer en una evidente falta de veracidad. A este respecto, por citar un ejemplo, según información de la fauna facilitada por la web del Ayuntamiento de Sevilla la Nueva, un ave habitual es la denominada Águila Ratonera común que vuela a altísimas alturas, que no van a establecer sus nidos en una zona urbana llena de viviendas, dado que se establecen junto a paisajes adyacentes y abiertos donde se alimentan de ahí que sea habitual verlos sobrevolar la M501 ya que usan sus márgenes y otros caminos para cazar.
También pueden ser un territorio propicio para la caza los terrenos deforestados por el hombre o con baja vegetación, como campos de cereales. Por otro lado, la construcción se hace en una zona urbana rodeada de viviendas como se dirá en la siguiente publicación. En definitiva, estos hechos demuestran que lo que se ha publicado en los medios es información sesgada, que lo único que pretende es impedir la construcción de una Iglesia y un monasterio. A este respecto, tenemos información cierta que personas muy afines al partido socialista están entre los vecinos que se han organizado en contra del proyecto.
A su vez, el partido socialista del municipio está intentando politizar la cuestión para obtener redito electoral de cara a las próximas elecciones municipales del año 2023. Como vecinos, no podemos caer en la trampa argumental de un extremismo medioambiental sin fundamento (como se ha demostrado) para impedir un proyecto que va a suponer grandes beneficios sociales, económicos, culturales y espirituales para la urbanización y todo el municipio de Sevilla La Nueva.


Fuente 1: https://www.comunidad.madrid/…/espacios-protegidos-red…

Fuente 2: https://www.sevillalanueva.es/medio-biologico/

¿Es zona no urbanizable la Finca de los Alcores o la Urbanización de los Cortijos?

En unos de los medios de internet que está promoviendo activamente la oposición al proyecto de construcción se ha facilitado un modelo de alegaciones donde se dice textualmente: «Pues bien, ni este documento ni en ningún otro se menciona este respecto. Sobre todo, en la zona Norte “que se corresponden con suelos no urbanizables de protección incluidos el ParqueRegional del Curso Medio del Río Guadarrama y su entorno, así como en la zona C del Espacio Protegido Red Natura 2000 ZEPA “Encinares de los Ríos Alberche y Cofio”. PaG. 5 del propio informe

Parece dar a entender que el suelo donde se va a construir la Iglesia y el Monasterio es suelo no urbanizable. Ciertamente la redacción es confusa para concluir al respecto. Pero dicho modelo nos sirve para aclarar a todos los vecinos que toda la urbanización de Los Cortijos es suelo urbano, incluido la Finca de los Alcores, lo que significa que está proyectado para la construcción de edificaciones.

A este respecto, se adjunta captura de pantalla del Visor SIT* de la Comunidad de Madrid. En el círculo amarillo es La Urbanización de Los Cortijos. En las dos zonas menores enmarcadas en azul, la que está más centrada es la Finca de los Alcores, propiedad de los Heraldos del Evangelio. Como se comprueba por la leyenda es suelo urbano. A este respecto, la finca se podría haber destinado a la construcción de viviendas unifamiliares en toda su extensión (porque ese es su destino dado por las normas urbanísticas, no es una finca rustica, como ya vimos). En cambio, se desea destinar a la construcción de una Iglesia y un monasterio, lo que supone una menor contaminación acústica y que por sus propias características no impide el descanso nocturno y diurno de los vecinos. Por otro lado, la mencionada finca tiene salida directa a la carretera M-523, lo que supone que el tráfico dentro de la urbanización no se vea afectado.